Visitas imprescindibles

El camping Rivière de Cabessut es un punto de partida ideal para visitar algunos de los rincones más interesantes de la región Midi Pyrénées.

El Lot: algunos de los mejores parajes de Midi-Pyrénées

Elegida ciudad favorita por los franceses en 2012, Saint-Cirq Lapopie es una deliciosa localidad en lo alto de una colina a orillas del Lot.

Esta antigua ciudadela conserva numerosas casas antiguas, con fachadas de piedra o madera, en muchos casos datadas de entre los siglos XII y XVI. En sus estrechas callejuelas, las construcciones dan fe del talento de los artesanos que tanta prosperidad trajeron en su día a la ciudad.

A los pies del acantilado, merece la pena pasearse por el camino de sirga que recorre la orilla del río y admirar sus molinos, esclusas y embarcaderos.

 

Rocamadour

Esta ciudad santa, prácticamente tallada en la roca, es la segunda localidad más visitada de Francia. Descubre la sensación de perderse por sus callejuelas y sube hasta lo alto de su imponente escalinata para disfrutar de unas vistas privilegiadas del valle. Por el camino, podrás admirar sus santuarios, su virgen negra, su vía crucis y, por último, el castillo.

Cerca de Rocamadour, los más pequeños de la familia disfrutarán de lo lindo en el bosque de los monos, un espacio de 20 hectáreas poblado por 150 macacos de Gibraltar en total libertad.

Y en el Rocher des Aigles, 400 aves y 60 especies diferentes, desde rapaces a papagayos, deleitan a los visitantes con su espectáculo de vuelo en libertad por el cielo de la ciudad medieval.

En verano se organizan un sinfín de actividades y, durante todo el año, las tiendas de la localidad ofrecen los mejores productos regionales.

Figeac, ciudad de Champollion y su Museo de la Escritura

Famosa por su arquitectura y subprefectura del departamento, Figeac es una parada obligada, con la categoría de punto de interés artístico e histórico desde hace más de 20 años.

Recorre sus callejuelas y admira la arquitectura de las construcciones, las casas de los mercaderes medievales, sus plazas o la iglesia de Saint-Sauveur.

Y no dejes pasar por alto el Museo de la Escritura y la célebre piedra Rosetta, punto clave de la ruta de Champollion, el egiptólogo que descifró los jeroglíficos.

Las galerías y las cuevas del Lot

La cueva de Padirac: en esta cueva, situada 100 metros bajo tierra, podrás recorrer hasta 500 m de río subterráneo para explorar el paisaje moldeado por la naturaleza, en un viaje inolvidable a las profundidades.

Las cuevas de Pech Merle, situadas en el municipio de Cabreret: estas cuevas se dividen en dos conjuntos, uno de los cuales contiene pinturas prehistóricas, en las que destacan las célebres representaciones de caballos. El techo de la cueva está ornamentado con bisontes, mamuts y numerosos trazos digitales.

Cuevas de Lacave: un pequeño tren permite acceder a estas cuevas, en cuyas galerías podrás contemplar relieves de mil y una formas, a cual más curiosa, y lagos subterráneos que te deslumbrarán con sus juegos de luces y sombras, hasta llegar a la denominada galería de las maravillas, que, como sugiere su nombre, te dejará auténticamente boquiabierto.

Minas de Cloup d'Aural: el espacio que ocupaban estas antiguas minas del siglo XIX situadas en Bach, en el corazón del Parque Regional de Causses du Quercy, está invadido hoy por una flora realmente espectacular. Durante todo el año se organizan visitas comentadas por los guías del parque.