La ciudad de Cahors

El Lot, una zona con un rico patrimonio y con numerosos puntos de interés turístico

Historia :

Durante cerca de 2000 años de ocupación Cahors ha conservado numerosos testimonios de historia y de cultura.
En la época galo romana, Cahors, llamada entonces Divona, es un cruce comercial y cultural importante en el lugar en el que se unen numerosas carreteras romanas. Numerosos vestigios todavía visibles hoy en día hablan de esta época (Puente romano, ruinas del teatro romano, el acueducto, las termas...)
Del siglo IV al XII, Cahors conocerá sucesivamente las invasiones bárbaras (Vándalos, Visigodos, Sarracenos, Normandos, Ingleses).
A partir del siglo XIII Cahors encontrará de nuevo la prosperidad gracias al comercio y la llegada de los numerosos banqueros Lombardos que transformarán la ciudad en una de las principales plazas financieras de la cristiandad.
En 1308 se inicia la construcción del famoso Pont Valentre, inscrito hoy día en el patrimonio mundial de la UNESCO. Será acabado en la segunda mitad del siglo XIV.
En 1314, Jacques Dueze, hijo de Cahors es elegido papa con el nombre de Juan XXII. Además de la instalación de los monjes Chartreux y la importación del vino de Cahors en Aviñón, Juan XXII impulsó la fundación de una Universidad la cual se transformará rápidamente en rival de la de Toulouse y hará de Cahors una potente ciudad intelectual.
Después de la Guerra de los Cien años de la que algunos edificios militares son todavía testigos hoy en día, el Renacimiento aportará a Cahors renovación y embellecimiento tanto en los campos del arte (Clement Marot, , Olivier de Magny, Hugues Salel, Fenelon) como arquitectónico (claustro de la catedral), a pesar de la decadencia y el cierre de la universidad en 1751.
El siglo XIX verá la extensión de Cahors fuera muros y la apertura de grandes calles así como la edificación de numerosos monumentos (palacio de justicia, ayuntamiento, teatro, biblioteca, estación).
Hoy en día, sin renegar de su historia, Cahors sigue siendo un cruce importante (aeropuerto, autopista A20, línea de ferrocarril SNCF)

 

La oficina de turismo de Cahors organiza visitas guiadas en las que podrás descubrir la apasionante historia de nuestra ciudad medieval y sus tesoros arquitectónicos.

Los jardines secretos: en el casco antiguo abren sus puertas hasta treinta patios engalanados especialmente para la ocasión con flores y plantas medicinales y utilizadas en la hechicería.

El tren turístico, que sale del Pont Valentré, permite disfrutar de una visita comentada por los principales puntos de interés de la ciudad, cómodamente sentado.

Cruceros Fénelon: contempla Cahors desde las aguas del Lot, en una ruta de una hora y media de duración.

El Pont Valentré, considerado patrimonio mundial de la UNESCO, es un puente fortificado en el que, en las noches de verano, una iluminación especial acompaña las visitas guiadas, en las que descubrirás la leyenda del diablo colgado de lo alto de la torre central.

El museo Henri Martin, situado en el antiguo palacio episcopal, cuenta con 10.000 objetos y documentos sobre arqueología, historia e historia del arte, con numerosas pinturas y esculturas. Asimismo, también acoge exposiciones temporales.